Mycofit | Rosa Mosqueta
136
archive,category,category-rosa-mosqueta,category-136,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-4.2,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.4,vc_responsive

ROSA MOSQUETA

¿Qué es la rosa mosqueta?

La Rosa Mosqueta (Rosa affinis rubiginosa L.) es una especie vegetal perteneciente al género Rosa, con aproximadamente 70 especies distribuidas por todo el mundo. La rosa mosqueta tiene su origen en la zona mediterránea y Europa Central. Fue llevada a América del Sur por los españoles, adaptándose muy bien como planta silvestre en suelos secos de bajo valor agrícola, en el sur y centro de Chile principalmente.

El producto más conocido obtenido de la rosa mosqueta es el aceite que se obtiene de las semillas, utilizándose también los pétalos y el fruto.

En la cáscara del fruto y su pulpa se encuentra una importante cantidad de vitamina C, además de otras vitaminas, minerales y compuestos antioxidantes.

Aceite de rosa mosqueta

El aceite de rosa mosqueta se obtiene por presión en frío de semillas de rosa mosqueta. Se trata de un aceite de color ámbar con un aroma muy característico y con unas excelentes propiedades sobre la piel, debido a su riqueza en ácidos grasos esenciales. El aceite de rosa mosqueta está constituido fundamentalmente por ácidos grasos insaturados, especialmente linolénico (34-46%) y linoleico (33-45%), lo que ofrece un gran equilibrio entre estos ácidos grasos esenciales: omega-3 (linolénico) y omega-6 (linoleico). Este equilibrio de ácidos grasos conviene a todas aquellas personas (mujeres y hombres) que quieran cuidar y mantener la belleza y salud de su piel. Tanto en forma de aceite virgen de primera presión en frío, como incorporado en cremas, contorno de ojos, geles, jabones… contribuiría a mitigar las líneas de expresión, evitar y reducir la profundidad de las arrugas o prevenir la aparición de estrías e incluso tratarlas si ya han aparecido.

Las cremas de rosa mosqueta también podrían utilizarse para prevenir el envejecimiento cutáneo y para el tratamiento de manchas cutáneas.

Para que el aceite de rosa mosqueta mantenga sus propiedades, debe ser de primera presión en frío y preferiblemente de producción ecológica.

¿Cómo se obtiene el aceite de rosa mosqueta?

El aceite de rosa mosqueta se obtiene de las pequeñas semillas que contiene el fruto. Después de la recolección manual de los frutos para no dañarlos, se secan aprovechando la luz solar, para después moler delicadamente los furos y separar las semillas. Una vez que las semillas están separadas, se someten a un prensado mecánico en frío, para obtener este preciado aceite, aunque en ocasiones se prensa todo el fruto.

¿Para qué puedo utilizar el aceite de rosa mosqueta?

El aceite de rosa mosqueta tiene múltiples utilidades, algunas de ellas son las que enumeramos a continuación.

1. Para prevenir y disminuir la aparición de arrugas.

2. Para prevenir y disminuir las estrías.

3. Para tener una piel de un color más uniforme

4. Para tener la piel más hidratada.

5. Para deducir las marcas del acné.

6. Para evitar la formación de cicatrices y evitar otras marcas en la piel.

7. Para evitar los síntomas del envejecimiento sobre la piel.

8. Para fortalecer las uñas y el cabello.